Para que la práctica del pádel se realice con todas las garantías para su disfrute y en las mejores condiciones, es necesario que las instalaciones cumplan con toda la normativa para pistas de pádel, tanto con las recomendaciones de Buenas Prácticas en la Instalación y Mantenimiento de Pistas de Pádel del Consejo Superior del Deportes como con la normativa recogida por la Federación Española de Pádel (FEP) en todos sus niveles, además de prestar la debida atención a la Normativa sobre Instalaciones Deportivas y de Esparcimiento (NIDE).

Las recomendaciones de buenas prácticas del Consejo Superior de Deportes recogen todos los elementos reglamentarios con que debe contar una pista de pádel homologada, así como la forma de instalación y correcto mantenimiento de cada uno.

En un campo de pádel mal hecho y peor terminado, el juego no luce y los jugadores no vuelven. Por eso cada elemento que compone una pista de pádel es de vital importancia para cumplir plenamente su función: el césped artificial, los cerramientos, las cubiertas, las redes y postes y la iluminación deben estar cada uno de ellos por separado homologados por la Federación Española de Pádel (FEP), además de las pistas en su conjunto.

En ForPadel hemos desglosado la normativa más importante relativa a cada uno de estos elementos para que pueda consultarla:

Uno de los principales sellos que distinguen a ForPadel como fabricantes de pistas de pádel es la garantía de confianza que da a nuestros clientes el hecho de que no sólo las construyamos con materiales, herramientas y especialistas de primera calidad, sino también nuestra preocupación por cumplir con toda la normativa de seguridad vigente en relación a instalaciones deportivas en general, y a instalación de pistas de pádel en particular, siguiendo las más actuales normativas técnicas de homologación.

A continuación puede consultar también las normativas completas para la correcta homologación de las pistas de pádel.